BIENVENIDOS,PASAD Y PONEOS COMODOS!!!

Un libro es un compañero, un antídoto contra el tedio y la soledad, una puerta abierta a nuevos universos, aventuras e historias de todo tipo. Este es un club para los que amamos leer, en él podremos recomendar lecturas y tambien criticarlas.

Si eres escritor ¿qué mejor sitio que un club lleno de ávidos lectores para presentar tus libros? Si estás escribiendo y tienes dudas, nosotros podemos darte nuestra opinión. Sobre todo podemos pasar un buen rato charlando entre amigos.

citas

"—Escucha bien por esas orejas, Club de lecturas: un libro entre las manos. Y no es de tiquismiqui, es de gente curta y prepará".
Killo y Pisha (Antonio Lagares)
 "A veces se encontraba sentado con un libro entre las manos sin distinguir las letras, intentando ponerle cara a su hermana, y se daba cuenta de que tenía que esforzarse por no mirar las fotografías repartidas por su casa para intentar burlar ese sentimiento de pérdida".
Escrita en tu nombre (Amelia Noguera)
"Cuando el escritor pensaba en su padre, siempre lo recordaba como un hombre honesto, respetuoso y por supuesto con un libro entre las manos".
Entre dos mares (Antonio Pascual García)
"...mientras Alejandra, levantando de tanto en tanto la cabeza del libro que sostiene entre sus manos, me sonríe...".
La mente del asesino (Mercedes de Miguel)
"Se detuvo a contemplar el grupo de la derecha, en el cual doña Sancha sonreía sentada con un libro entre sus manos y acompañada de dos de sus damas".
Las llaves de la muerte (F. J. Zornoza)
"Se levantó de madrugada, mareada, exhausta. Se dio una ducha bien caliente, se vistió con gran parsimonia y se sentó en el sofá con un libro entre las manos...".
No preguntes por qué (Mar Rozada)
"Al poco tiempo, salió el librero con paso inestable y jadeante de la habitación con un pequeño libro entre sus manos".
"Quizás con el libro que tenia entre sus manos algo temblorosas pudiera aprender, a comprender a Daniel y a su obsesión, al lector y al espectro que lo atormentaba".
Las palabras muertas (Juan Carlos Mato Amaya)
"Abel conocía a miembros de la CNT andaluza y escribía en los periódicos y revistas anarquistas como La voz del campesino o La revista blanca. A menudo estaba con un libro entre las manos".
El enigma de Tina (Alfonso Domingo)
"Cuando entré en la tienda vi al infeliz escocés sentado en un rincón, con un libro entre las manos. Levantó sus melancólicos ojos cuando entramos y debió de recordarme, pues se sobresaltó y cambió de color".
Evelina (Frances Burney)
"Los tres se quedaron atónitos observando la pantalla. Aún no se habían repuesto de la sorpresa cuando Puquet volvió con un libro entre las manos".
Demiurgo. El despertar de los necios (Francisco Elipe Torné y Ferrán Cubells Tomeo)
"Allí estaba ella, sentada junto a la ventana, sosteniendo un libro entre las manos y con cara de sorpresa".
Recuérdame (Maria Martínez Ovejero)
"Con brusquedad, cerró el libro que sostenía entre las manos y lo arrojó contra el sofá".
Y por fin, el silencio (Alicia G. García)
"Por un instante, pensó que no estaría mal permanecer sentado con las piernas cruzadas, fumando su pipa con el libro en las manos".
La ciudad de los ojos grises ( Félix G. Modroño)
"Ociosa, se sentaba junto al mostrador con un libro en la mano, al que apenas hacía ningún caso".
La leyenda del ladrón (Juan Gómez-Jurado)
"Regresó a la estancia. Viendo aquel libro entre mis manos, dijo con una confusa sonrisa, un poco ruborizada".
El inocente (Gabriele D´Annunzio)
"Mientras caminaba hacia el viejo Citroën, le daba vueltas al libro ebntre sus manos y, a lo poco que había sacado en claro, se las daba la cabeza".
Caja negra (Francisco Narla)

"Podía pasarme horas junto al ventanal del caserío de Antzora con un libro en las manos o, simplemente observando los caprichos del mar...".
Secretos del Arenal (Félix G. Modroño)

"Abrió las páginas del libro que tenía entre las manos, escrito en braile, y suspiró con aburrimiento, dispuesta a leer por trigésima vez aquella historia".
La Santa (Mado Martínez)

"En el mismo libro que tenía entre sus manos se hablaba de que la esquizofrenia puede llegar a surgir de esa liberación masiva de recuerdos".

El fantasma de los sueños (Ramón Cerdá)

"Minerva tomó el libro entre sus manos y lo abrió. Paso varias páginas pintarrajeadas y llegó a unas en blanco".
La protegida Witman (Iván Hernández)

"Antoine no recordaba haberlo visto nunca sin un libro en la mano y sin su libretita de anillas roja".
El trapero del tiempo (Rafael García Maldonado)

"No respondió nada. Salió del salón. Supuse que estaba muy ofendida y no atendería a mi ruego. Pero no tardó en regresar trayendo un viejo libro entre las manos".
El alma de la ciudad (Jesús Sánchez Adalid)

"...Y por fin llegó el día esperado. Allí estaba ella con el libro entre las manos mientras la abadesa repetía el discurso que había preparado...".
La abadesa (Toti Martínez de Lezea)

"Incorporado en la cama y apoyado sobre varias almohadas, con un libro entre las manos y las gafas sujetas en la mitad de la nariz,...".
"..., Arturo se muere por tener un libro entre sus manos, le da lo mismo de lo que sea, todo le gusta".
Las tres heridas (Paloma Sánchez-Garnica)

"... bromeaban con él cada vez que le veían con un libro entre las manos...".
Misión olvido (María Dueñas) 

"La mujer estaba sentada en el porche, en una mecedora, con un libro entre las manos".
El resplandor (Stephen King)

"Me senté en el sofá con el libro entre las manos, a la tenue luz de la tarde de primavera...".
"Cerré los ojos y, aún con el libro entre las manos, creo que me dormí un poco...".
Y entonces sucedió algo maravilloso (Sonia Laredo)

"Pero media hora después, había pasado una sola página, y apenas recordaba cuál era el libro que tenía entre las manos".
Los vigilantes del faro (Camilla Läckberg)

"Con Trajín a mis pies, adujado y dormido, me movía adelante y atrás, ya el libro en las manos ya en la falda, ya la cabeza inclinada sobre el libro ya sobre el respaldo, un poco fuera de mí y un poco dentro, hasta que Trajín oía -o presentía- algo en la habitación vecina, y yo me levantaba para volver al tajo".
La pasión turca (Antonio Gala)

"Si, me encanta el campo para el fin de semana, para holgazanear con un libro entre las manos...".
Los jueves en el parque (Hilary Boyd)

"Pues el hecho de poder tener un valioso libro entre las manos significaba para Mendel lo que para otros el encuentro con una mujer...".
Mendel el de los libros (Stefan Zweig)

"... permanecía sentada, con un libro en las manos, tardes enteras, durante meses y años..." 
Carta de una desconocida (Stefan Zweig)

"... hasta que me di cuenta de que corría de vuelta los túneles y corredores del laberinto con el libro en la mano, como si fuese un parásito que se me hubiese pegado a la piel".
El juego del ángel (Carlos Ruiz Zafón)

"Y el sacerdote quedó con el libro entre las manos, satisfecha su curiosidad con respecto al año de la primera edición, pero grandemente extrañado por aquella teatral entrega del volumen".
El misterio Cervantes (Pedro Delgado Cavilla)

"Una vez terminada la obra y bien compuesto el resultado final, me presenté en casa de su yerno con el libro entre las manos y le expliqué en voz baja de qué se trataba...".
El aire que respiras (Care Santos)

"-Ya está llorando el gallego -repuso el licenciado Padilla, a quien pocas veces se le veía en sus ratos de ocio sin un libro entre las manos, y volvió a sumergirse en las páginas".
El príncipe de los piratas (Edmundo Díaz Conde)

"El maestro andaba mirando unos planos y su mujer, que parecía más joven que él, estaba sentada con un libro en las manos".
El espía del rey Felipe (Antonio J. Rojo Sastre)

"María era incapaz de moverse. Se aferraba al libro gordo que tenía entre sus manos y escuchaba sus susurros".
Si a los tres años no he vuelto (Ana R. Cañil)

"Jamás me vió con un libro entre las manos, lo máximo algún que otro cómic".
Bobo (Antonio Lagares)

"A la mitad del recorrido divisó a un hombre vestido con un traje de cuadros que estaba apoyado en una tumbona, fumando un cigarrillo y con un libro entre las manos".
El último pasajero (Manuel Loureiro)

"Para mi madre, Isabel. Por que fuiste la primera en poner un libro entre mis manos".
Búscame en tu sueño (Caroline March) 

"Se pasaba las jornadas acodada a la ventana, esperando que pasaran las horas o con un libro en la mano, pero incapaz de leer".
Corona de Damas (Tosca Soto)

"Se esconde tras una pila de maderas y se saca por debajo del vestido los libros. Los demás la ven llegar con los libros en sus manos, pero no saben de donde han salido exactamente".
La bibliotecaria de Auschwitz (Antonio G. Iturbe)

"Daría lo que fuera por estar otra vez delante de sus alumnos con el libro en la mano".
"Luego, cuando vuelve a su escritorio, se sorprende de conservar el cuento entre las manos".
El archivero de Lubianka (Travis Holland)


"Tras rasgar el papel, Víctor sonrió mientras sostenía un libro entre las manos. Enseguida le dio un abrazo a su amiga y dos besos".
La última confidencia del escritor Hugo Mendoza (Joaquín Camps)

"María Isabel dejó el libro que tenía entre las manos y apoyó su cabeza sobre el torso de Pablo".
El maestro (Márius Mólla)

"Apenas se había instalado en el comedor envuelto en su albornoz y con un libro entre las manos que le iba a servir de excusa para seguir pensando en su descubrimiento sin que nadie le hiciera alguna embarazosa apregunta, cuando el ruido de la llave en la cerradura le hizo suponer que su madre o Máximo regresaban".
La ley de los justos (Chufo Lloréns)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

prekes namams